El fin del periodismo se acerca

Hay frases lapidarias respecto a los medios tradicionales del tipo: “el Social Media acabará con la prensa” o “el periodismo se ha vuelto vago”. Y dando vueltas por distintos artículos que encontré en la Web, entiendo por dónde van esos augurios, pero sinceramente mi visión al respecto no puede ser más positiva.

El Social Media no es el enemigo de la labor periodística. Al contrario, se puede convertir en su mejor aliado. Tal como dice Mark Rock en The Wall, “Every story has an ideal medium of communication. For some, social media is the best way. Fast-moving events in particular lend themselves to this approach“. Y, efectivamente, el desafío de los medios tradicionales que vuelcan sus esfuerzos en sus versiones on-line o que basan parte de su estrategia en las redes sociales, es adaptarse a esa nueva forma de contar historias.

Las redes sociales no son solamente un vehículo para la difusión de los contenidos de la edición impresa y de última hora

El periodismo puede ser que se haya vuelto vago. Sí, es algo casi seguro. E Internet nos tiene acostumbrados a la total inmediatez, que ya había comenzado con la globalización y que se ha agudizado con la llegada de la tecnología de dispositivos móviles, abriendo las puertas a los antiguos lectores (receptores) para convertirse en reporteros (emisores), cambiando el paradigma comunicacional que hace no mucho estudiamos.

Ahí está la fuerza de las redes sociales y la piedra angular del cambio necesario: la integración de las distintas voces. Las redes sociales no son solamente un vehículo para la difusión de los contenidos de la edición impresa y de última hora (más que nada para atraer público hacia los sitios web que las contienen), sino que deben asumirse como una herramienta nueva y distinta para el ejercicio del periodismo.

¿Cómo hacerlo?

Lo primero, poniendo especial atención a las características de cada canal y sacar provecho de ellas. Así, se podrá generar contenido específico o un formato especial para cada red, teniendo a profesionales de la comunicación a cargo de cada uno de esos canales. El error de entender a las redes sociales como simples vectores de comunicación más que como fuentes de emisión, es lo que ha llevado a la labor periodística a quedarse varios pasos por detrás en la carrera. Y desde esta perspectiva, los medios tradicionales tienen una amplia desventaja en cuanto a esta nueva camada de reporteros “naturales”: la inmediatez y la localización.

En segundo lugar, se debe evitar la sobreexposición de los contenidos a través de los distintos canales, segmentando la información de acuerdo a las características de la red y de los usuarios que en ellas participan. No se trata de controlar el acceso a la información, sino de establecer pautas y estrategias que permitan favorecer la identificación, adaptando el mensaje e “individualizando” el contenido. Es un desafío mayor, pero todavía a la mano de la tecnología.

En tercer lugar, los periodistas debemos comprender el alcance que el Social Media tiene en nuestra profesión, mucho más allá de servir de ventana al mundo y comprenderlo como una puerta de acceso desde la cual no solo miramos, sino que podemos acceder a los hechos y convertirnos en protagonistas. La primera persona, la cercanía, la especialización y la experiencia, son valores que cobran mayor brío y le otorgan al ejercicio del periodismo una nueva dimensión. Se convierte así en una suerte de periodismo humano o ciudadano, porque surge desde los profesionales de la comunicación como entes sociales y no como espectadores de lo que ocurre en la sociedad.

No se trata de controlar el acceso a la información, sino de establecer pautas y estrategias que permitan favorecer la identificación, adaptando el mensaje e “individualizando” el contenido

En cuarto lugar, una buena ejecución de un plan de Social Media permitirá que los medios de comunicación cuenten con una comunidad de usuarios cercana, con una relación de confianza que, de ser en ambas direcciones, permitirá generar un clima de intercambio positivo para ambos. La información, que proviene cada vez más desde múltiples fuentes, podrá ser abordada desde distintos puntos de vista, ganando no solo en contenido, sino también en calidad de producción y distribución.

Por último, y no menos importante, la aparición de numerosas fuentes de información, más allá de su calidad, nos abre las puertas para estar más atentos a la humanización de las noticias. Cada vez es más fácil acceder a los protagonistas, a las fuentes y hacer un seguimiento en tiempo real de los hechos. La dimensión del periodismo que conocíamos (y a la que nos tienen acostumbrados los medios que no ven con buenos ojos los tiempos de cambio), está mutando hacia una nueva realidad del ejercicio profesional y de los procesos de comunicación. Un cambio que requiere la máxima de “renovarse o morir”.

Si no se produce este cambio ni se asume que el Social Media es una voz necesaria, una presencia indispensable y un canal con vocación de futuro, la prensa tradicional tenderá a la desaparición y ganará la anarquía comunicacional. Lo mejor para el Periodismo, como disciplina y como vocación, es convertirse en protagonistas del cambio de los paradigmas conocidos y recuperar la posición de “voz del pueblo”, de “narrador de hechos” que ha perdido gracias a una doctrina económica que ha invadido el espacio de las noticias para convertir la información en un mero producto de consumo.

El periodismo de calidad nace del placer de informar, de la responsabilidad de ejercer una profesión de amplio alcance y de representar una fuente fidedigna de información. Si eso falla y, además, no se avanza de la mano de una tecnología que lejos de ser foco de peligro es una aliada indispensable, su futuro sí está en peligro. Por el contrario, si se dan los pasos adecuados para recuperar la posición perdida y aprovechar las ventajas que la técnica nos ofrece, el ejercicio de nuestra labor todavía tiene mucho que decir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *