La herramienta es gratis, el trabajo no

La semana pasada participé en una nueva edición de Hacks & Hackers Madrid, que abordaba el tema de los gestores de contenido. Dentro de las muchas cosas interesantes que se mencionaron durante el encuentro, me quedo con una frase de Félix Zapata: “Open source no es sinónimo de gratis”. Félix venía a reivindicar el trabajo profesional que hay detrás de la gestión de herramientas informáticas, libres o comerciales, y que merece todo el reconocimiento. Nosotros, desde TLB Comunicaciones, le dimos un giro a la frase en un tweet, haciendo mención a uno de nuestros campos de trabajo.

20 de marzo

Si bien es cierto que las redes sociales de mayor éxito actualmente son gratuitas, desarrollar una campaña de Social Media a través de ellas es un trabajo profesional que requiere formación, preparación, diseño y experiencia. Nadie nace siendo community manager. Y, aunque todavía parezca difícil creerlo, no es lo mismo ser usuario de Facebook que un gestor de redes sociales. Mi madre, por ejemplo, es usuaria de Facebook. Y se le da muy bien: comenta, comparte, responde, socializa… pero eso no la convierte en community manager, sino en una usuaria medianamente activa.

Muchos creen que como las redes sociales son una herramienta al alcance de la mano (y del presupuesto), el trabajo que se realiza en ellas también debe serlo. Pero aquí hay dos formas de abordar este asunto que es necesario diferenciar:

1. Presencia en redes sociales: abrir un perfil y estar en ellas, actuando, compartiendo y respondiendo a nuestros usuarios/seguidores (en suma, lo que hace mi madre).

2. Estrategia en redes sociales: abrir un perfil y utilizar todo su potencial para obtener resultados según los objetivos que nos hemos planteado, utilizando como herramienta la comunicación, el contenido e Internet (lo que hace un CM).

Precisamente es esta segunda labor la que requiere una formación previa y permanente. La primera la puede realizar cualquiera. Pero, el efecto conseguido por una o por otra, será completamente distinto. Por ello, la inversión en una acción de CM no puede ser cero. Si hablamos de una gestión profesional tiene que implicar un coste permanente que, tal como decíamos en el post anterior, debe estar incorporado dentro del presupuesto general de la empresa (independientemente de su tamaño) y no como una acción periférica que activamos o desactivamos según los vaivenes de la economía.

La presencia en redes sociales y el trabajo de un community manager no es prescindible desde el momento en que se toma la decisión de abrirse al mundo del Social Media. Una vez abierta la puerta, la única forma de cerrarla sin daños colaterales es a través de un proceso profesional de gestión de comunicación y de reputación online. Y, mientras permanezca abierta, el flujo de comunicación debe ir en concordancia con los objetivos iniciales, medios y finales; con una estrategia clara de posicionamiento e imagen, así como con un contenido que sea capaz no solo de sentar unas bases sólidas, sino de construir una comunidad en torno a una empresa, organización, producto o marca.

Visto así, seguro que no parece tan simple. Los departamentos de marketing, ventas, comunicación, recursos humanos y gerencia no pueden actuar de forma aislada en cuanto al Social Media. Y esa es la razón por la cual se hace necesaria una integración transversal del community manager dentro de la estructura interna de una empresa, como un elemento fundamental de la organización y no como un accesorio decorativo.

Aunque la herramienta sea gratuita, es necesario comprender la importante labor que le corresponde al CM o al SMM. Simplemente piensa si dejarías en manos de tu sobrino la publicidad en televisión o en prensa, y aplica el mismo estándar para Internet. Con eso, ya estás dando un importante paso hacia una correcta actitud social en la Red.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *