Otras 4 formas de hacer reír a un CM

Seguimos con el humor para y por community managers (y para quien se sienta identificado o identificada). Si te perdiste la primera entrega, puedes verla aquí.

1. Presentas el diseño de un plan de comunicación on-line. Te centras en los objetivos de tu potencial cliente, en la competencia, las características del mercado y lo que está ocurriendo en las redes sociales alrededor de experiencias similares. Le planteas sus necesidades y carencias, y la mejor forma de abordarlas dentro de la campaña para cumplir sus objetivos. Va todo bien y la presentación resulta un éxito. El cliente parece muy convencido de lo que dices y todo cuadra en su sitio. Al día siguiente te llama y te dice que la idea es fantástica, pero que mejor le publiques 5 cosas en Facebook, 5 tweets y le hagas 5 posts para el blog corporativo y, que según los resultados de la primera semana, ya verá si sigue trabajando contigo. Te rebaja el presupuesto a menos del 5% y el diseño lo lanza a la papelera. Está seguro de que con eso bastará para generar ventas. No te queda más que sonreír…

2. Recibes la llamada de un nuevo cliente: quiere que le hagas una página web, una tienda on-line y una plataforma de gestión de clientes para Internet. Le explicas que ese no es tu campo profesional. El cliente te vuelve a repetir qué quiere, insistiendo en que en tu página web dice que eso es lo que haces. En un tono algo más firme le explicas que tu labor está relacionada con la gestión de la comunicación y la reputación on-line. Te interrumpe y dice: ¿pero no es eso lo mismo que te estoy pidiendo? Respiras profundo y se lo explicas una vez más. Finalmente, te cuelga quejándose de que no es de extrañar que el paro esté como esté cuando la gente no está dispuesta a hacer su trabajo…

3. Te llega un e-mail que dice: “Quiero estar en redes sociales y quiero que mis clientes me encuentren fácilmente en Internet. Me han dicho que tengo que aparecer entre los primeros resultados de Google para que así sea y me han recomendado que hable contigo para que lo apañes. No tengo web y no entiendo Twitter. Facebook lo utilizo más bien para cosas personales y no sé mucho más. La verdad es que tampoco estoy muy puesto en esto de las redes. Mi empresa es una pequeña agencia de comunicaciones, pero tengo algo de presupuesto para mejorar esto. No sé qué hacer. ¿Me ayudas? Supongo que con lo que te he contado ya te puedes hacer una idea de lo que necesito. Gracias”. Y piensas: ¡Claro! Un cerebro…

4. Llegas por la mañana a la empresa. Abres Outlook. Mientras se descargan los 150 correos (entre alertas, notificaciones y menciones, es lo que toca), abres el navegador para darle un repaso a las tareas del día. La página de Facebook da error y no carga; teniendo en cuenta la temporada que llevan, tampoco te extraña. Acto seguido, Twitter no abre; YouTube, tampoco. Ni Vimeo ni WordPress ni Klout ni Foursquare ni Hootsuite ni Tweetdeck ni… ¡Algo raro está pasando! Llamas a soporte técnico y te dicen que reinicies el ordenador: años de estudios para eso, piensas… Por si acaso, reinicias, pero nada funciona. En eso, llama tu jefe y te dice que vayas a su despacho. Sin dejarte hablar, te comenta que la política de la empresa es apostar por el trabajo, por la productividad y por la eficiencia, así que no van a permitir que sus trabajadores pierdan todo el día en Internet y mucho menos recibir quejas por estos comportamientos… bajas la cabeza, respiras profundo y piensas: ¡Esto no puede estar ocurriendo otra vez!

One thought on “Otras 4 formas de hacer reír a un CM

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *